Ad inferis.

Toco el borde del pozo con mis dedos y mi cuerpo entumecido, se desliza hasta salir de él. Una mano me sujeta ahora la cintura, me ayuda a incorporarme, la luz del sol me ciega por completo, apenas puedo apreciar las facciones de su cara. Mi cuerpo se tambalea al intentar caminar, no recuerdo el tiempo que estuve dentro del agua.

*(Imagen por Bitmoji)*

wp-15435724225272067120202139359652.png
-¡Bebe!- Me ofrece una cantimplora, Mientras me da una orden, con voz sonora. Tiene unas manos grandes, y esa voz… Ya no se si es la obsesión, le golpeo el estomago con la cantimplora y comienzo a correr, (o por lo menos eso intento). Apenas doy unas zancadas, tropiezo. Mi boca golpea contra una piedra y el sabor a sangre inunda mi boca.
Él vuelve, me levanta por el brazo. – Recuerda, siempre iré por delante.- Ahora puedo verificarlo,
Elliot jamás me dejara libre, al igual que Ane, no despertara y Erin, no aparecerá.
Coloca un saco sucio en mi cabeza, mientras me dirige a empujones.
Creí tener esperanzas, que realmente al otro lado del pozo, estuviese otra persona. Pero mi destino siempre estuvo escrito, seré otra chica más en las noticias, al igual que para él un triunfo más de satisfacción.
Ya detectó en mí olfato que estamos cerca del «refugio», que irónico, ya que sin duda, no estoy segura aquí. Como un preso en su celda.
Deduzco por como me habla que soy la tercera chica. Me conoce desde hace tiempo, pero ahora, para el, soy el número 3.Sé que a ellas las llamaba por su nombre. Eran sus «mejores amigas», pero dado sus situaciones, no lo veo como un privilegio.Anee en coma y Erin desaparecida.

 

Entramos por el portón principal, ya sé el recorrido. – bordillo, escalón, escalón, escalón…- En mi cabeza, me repito cada movimiento. – Derecha, derecha, puerta. Hogar, dulce hogar. JA, JA, JA… – La risa que sale de mi boca, sé que suena como, como una desequilibrada. Lo sé, pero aquí, ya perdí por completo la cordura. Debí dejarme caer en el pozo y morir. De todas maneras aquí es alargar lo inevitable.

Me empuja dentro de esa cloaca, en la cual, ni una enfermedad querría vivir. Hecha la llave y se marcha sin hablar. Decido dejarme el saco, prefiero vivir en la oscuridad que este me aporta.

depresso.

firma

Primo contactu.

Haec.

Peperit.

Coactio.

Ipsum.

Volo vincere ludum tuum.

Suspicionis.

Confodere.

Dolorem.

Hic incipit 2.

Hic incipit.

 


Safe Creative - Registro de propiedad intelectual

16 comentarios sobre “Ad inferis.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s