Prima quae prius 9 -Ad extremum spiritum-

 

-Ad extremum spiritum-

Han pasado ya veinte semanas, a solo unos días de salir de cuentas, ya tengo elegida a la familia que se quedará al bebé. Mario me ayudo a elegirlos, es más fácil así para todos, ellos tienen un hijo deseado, nosotros podremos continuar con nuestras vidas y ese bebé inocente podrá tener una familia que le quiera sin ir de orfanato a una y otra casa de acogida. Ambos hemos escrito una carta, para que cuando sea adulto, decida si quiere conocernos, para entonces yo ya estaré lista y tratada para esa situación.

A un que después de tanto tiempo mi pensamiento debería de haber cambiado, apenas me han dejado ayudar en la búsqueda de la chica desaparecida y de las otras dos que le han seguido. Mi padre me ha repetido una y otra vez desde que volvió de sus viajes, que es lo que hay, que primero para él es mi salud mental, pero que no quiere decir que no quiera que aparezcan las otras chicas.
Sigo empeñada en volver al lugar e intentar sacarlas yo misma, pero ahora mismo esta enorme barriga me lo impide. Nei a un que no sale del Hospital todavía, cuando la voy a ver no deja de repetirme que debería de estar encerrada yo en vez de ella. Pero yo por lo menos no me auto lesionó como ella. A un que este mes ha mejorado bastante no está preparada para volver a casa y menos a meterse en aquel lugar de nuevo. Ha Mario sigo sin conocerle del todo y sigue sin terminar de convencerme del todo, pero estas últimas semanas le he dejado estar más involucrado, ya que llevó parte de su genética dentro de mí, pero tampoco es como para llamarlo amigo. He de reconocer que si volviese al lugar a él si me lo llevaría, sabe más cosas que yo, pero tampoco estoy segura de que no le traicionase. La psicóloga cree que todos esos pensamientos e ideas desaparecerán y volveré a mi vida normal sin estrés, podré volver a la normalidad y sé que no olvidarlo del todo, pero si aprender a llevarlo y a vivir con ello.


 

1 semana después…

Me encontraba en la bañera cuando empezó el dolor fuerte en mis riñones, un dolor que se extendía hacia mi enorme tripa. No lograba ponerme en pie, el dolor se intensificaba y por supuesto me encontraba sola en casa, para colmo el móvil lo deje cargando en mi dormitorio y mis padres habían salido una cena, tardarían un par de horas más mínimo. Cada vez que me intentaba poner en pie, la presión se hacía más presente en mi bajo vientre, llegando a notar un ardor que me obligaba a empujar. Estaba tan concentrada en expulsar al bebé, que no me percate de la presencia de ella frente a mí, no me habló y no pude identificarla del todo, iba muy tapada.
– Agarra al bebé cuando salga y baja al coche. Yo me encargaré de ella. – Dijo una voz de un hombre. Tampoco me era reconocida. Volví a lo que estaba y ya el último empujón y note la presión liberada. Antes de que pudiera tocarle la persona frente a mi lo agarro, lo tapó y corto el cordón, rápido deje de ver, la pérdida de sangre me fue robando la consciencia, si no recibía ayuda, me dejarían allí morir y robarían al bebé, Elliot no andaría muy lejos de ellos.

8f12773c3547050c9c8f9353972948c8.jpg
Pensé que ya estaba a salvo, que ya se abrían olvidado de mí, pero no me habían perdido la pista, sabían bien donde estaba y como encontrarme. Sé que yo no era lo principal para ellos, si no lo que llevaba dentro, lo que ellos crearon. Siempre ha sido más de lo que podíamos ver, Mario lo dijo todo el tiempo, nunca le escuchamos.

Ya no notaba mis extremidades, mucho menos el poder mover las. No tenía fuerzas ni para articular una palabra, poco a poco escuchaba las voces más lejos, sin poder saber si seguían allí o no, mis ojos también dejaron de guiarse. La oscuridad me cubrió y todo fue fundido en negro.

Prima quae prius 8.

Prima quuae prius 7.firma

Prima quae prius 6.

Prima quae prius 5.

Prima quae prius 4.

Princeps.

Prima quae prius 3.

Prima quae prius 2.

Prima quae prius

Normalis vitae.

Finita est.

BA ad.

Fuga consilium.

Ad inferis.

depresso.

Primo contactu.

Haec.

Peperit.

Coactio.

Ipsum.

Volo vincere ludum tuum.

Suspicionis.

Confodere.

Dolorem.

Hic incipit 2.

Hic incipit.

*Imagen destacada de FRESHFACES BLOG en pinterest*

*Imagen de Reflexiones de la vida en pinterest*


 

cc-by

1901049527307.barcode-150.default

 

 

Un comentario sobre "Prima quae prius 9 -Ad extremum spiritum-"

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s