Anclados en bucle_Parte del tren.-Nuevo relato.

Final alternativo

En solo dos segundos todo puede cambiar, sea bueno o malo, en ese instante puede venir diferente. No estaba segura de cuanto, ni siquiera como hasta tal punto esta era mi realidad o un sueño. ¿Podría salir de esto? No era algo claro, no tenía las respuestas, todo era demasiado confuso y no podía encontrar explicación de nada.

Con cada vez que moría y perdía el conocimiento me encontraba más cansada, pero la memoria volvía en cuanto subía al tren.

Samuel y yo buscábamos en dirección contraria a la que ya habíamos buscado, la cosas que vimos antes no volvió aparecer. Los vagones que fuimos pasando volvían a teñirse de gris, sin ver a nadie, pero escuchando susurros. Volvía a sentir la sensación de frío por mi cuerpo como cada pelo de mis brazos se erizaban al escuchar esas voces. Samuel tiraba de mí, él seguía avanzando parecía que no hubiese avanzado.

– ***solo tuu… Solo tuuu… Tienes que subir al tren la próxima vez… ***– Lo escuche justo en mi oreja, dirigiéndose solo a mí, tenía que aclarar si Samuel lo había oído. –
-¿Pudiste escuchar eso? –
-Demasiado ruido, será el aire al pasar tren. – Creo que no hablábamos de lo mismo.
Antes de poder investigar más comenzó de nuevo. El tren freno, comenzó la marcha atrás y acabó.

08/01/2019
Me encuentro esperando en la estación de tren para volver a Gotxea. Esta vez no me ha hecho falta estar en el tren, lo recuerdo todo y se perfectamente que no ha sido un sueño. Saco mi billete del bolsillo y ya veo que está en blanco como la primera vez que me di cuenta de todo. Recuerdo esa voz, como si me estuviese hablando ahora.

«***solo tuu… Solo tuuu… Tienes que subir al tren la próxima vez… ***»

Sabiendo todo esto ya decido no subir a ese tren, ya iré de otra manera o en otro tren, me levanto y al intentar cruzar las puertas no se abren, la gente de la estación ha desaparecido y de la nada el tren espera frente a mí para que suba, jamás podría escapar de esto.
Solo yo debo subir, venía pensando todo el trayecto en esas palabras, recordé que todas las puertas están cerradas menos la de entrada a nuestro vagón, el resto las tuvimos que abrir. Llegando ya a la primera parada donde Samuel solía subir, me levante rápido para cerrar la puerta, debía quedarme sola. El tren freno, Samuel estaba justo de pies de frente a la puerta. Me coloque de nuevo en mi asiento y el tren comenzó la marcha atrás…

Por fin saldría de todo esto. Escuche la explosión y todo acabo.

***No me desperté en mi casa, ni en el hotel, ni directamente en la estación para subir al tren. Esta vez me encuentro en el tren, soy un susurro más, a veces un alma más sentada en su lugar, sin poder hacer nada. Cuando el tren maldito se pone en marcha, comienza el bucle, sin poder vencerlo alguien debe quedar anclado. Si salí de mi bucle, pero ahora yo seré parte de los bucles que vengan, quiera o no.***

Normalis vitae.

Pasa los días lentamente, Nei, sigue sin despertar y el cuerpo que dejaron en el hospital, es el de Erin. Sigo sin creer que yo este aquí, que escape, que, “puedo continuar con mi vida”. Eso esperan, pero no es fácil, ni lo sera.

Elliot sigue sin aparecer, y el zulo, reducido a cenizas. No han conseguido, ni una sola prueba. Es demasiado listo para dejarse atrapar. Mañana me trasladaran a casa, para volver a “la normalidad”, en la cual, visitare a Nei y la tumba de Erin. Cosas que debo afrontar, dejar atrás, para poder continuar con el día a día.wp-15435750971536370885382918115903.png

Me quedo recostada en la cama, con la mirada hacia la ventana, las nubes, los pájaros, la oscuridad del cielo. Comienzo a sentir angustia y comienza a dolerme el pecho, de mi boca solo salen gritos, gritos desgarradores.wp-15435750311103832070685265268945.png Mi madre me abraza fuerte contra su pecho, mientras tararea una nana, veo las lagrimas brotar por sus ojos. Poco a poco, comienzo a tranquilizarme y tarareo con ella. Mi madre me deja tumbada en la cama, me arropa con la manta, y el cansancio me deja de nuevo dormida.

 

No quiero dormir. Las pesadillas volverán. Debo de estar despierta.


Me encuentro en el pasillo del hospital, de pies, mirando hacia el final del pasillo norte. Voy acercándome. Giro dos veces a la derecha, para encontrarme de frente con la habitación 518, en UCI. Miro a través de su gran cristalera, hay una chica en una cama, llena de cables y maquinas. Sé que no debo entrar, pero mis piernas no obedecen a mi cabeza y paso a la habitación de todas maneras. Una sensación fría recorre todo mi cuerpo, y al acercar mi rostro al de la chica, reconozco sus facciones debajo de todo lo que lleva.

  • Nei … – ¡De repente levanta su mano y apretó mi muñeca! ¡Sus ojos se abren!.

     Me despierto sudorosa de nuevo en mí habitación de hotel. No sabia como categorizar ese sueño. Mi madre entra a la habitación muy agitada.

     

  • ¡TU AMIGA DESPERTÓ! – No podía ser coincidencia.

firma

Finita est.

BA ad.

Fuga consilium.

Ad inferis.

depresso.

Primo contactu.

Haec.

Peperit.

Coactio.

Ipsum.

Volo vincere ludum tuum.

Suspicionis.

Confodere.

Dolorem.

Hic incipit 2.

Hic incipit.

 

 

 

 

 

 


Safe Creative - Registro de propiedad intelectual

Finita est.

Me coloco tras la puerta, veo su figura de espaldas a mí. inhaló, levanto la tapadera, exhaló y golpeo con la tapadera su cráneo. El se lleva las manos a la cabeza, acto seguido, cae hacia delante. Me acerco a el, y no pierdo el tiempo, registro sus bolsillos, cojo las llaves y su teléfono. Salgo de la habitación y busco la salida. Para no perderme, voy hasta el zulo y desde ahí recorrí el camino que se hacía la salida. De fondo visualizo la luz del exterior. Comienzo a comprobar las llaves, de fondo escucho pasos, se acercan a gran velocidad. Me concentro en encontrar la llave, pero también en el sonido de pasos, cada vez más cerca. Tercera llave, nada. Encajo otra más, se me acaban las posibilidades, ¿gira, gira? ¡SI! – Giro la llave y la puerta se abre, el sol me ciega, pero no puedo atrasarme, me volverá a atrapar. Saco la llave, cierro la puerta, y compruebo que siga así.

Me guardo el llavero y comienzo a correr a través de la arboleda, voy sin rumbo. Saco el teléfono. Marco el numero de emergencias… Da tono. – Cogerlo.

– 112, emergencias. – Estoy agitada, debo seguir adelante, pero debo avisar de la situación.

– Me, me llamo Alicia Vázq… – Tropiezo y el teléfono se me cae, cojo aire, me levanto y sacudo mi ropa. Busco el teléfono entre las hojas que hay en el suelo.

– ¿Alicia?, ¿Alicia?, ¿Es usted Alicia Vázquez Morales? – Sigo corriendo, escucho mi nombre completo, y las lagrimas salen de mis ojos.

– ¡SI!.- Sigo corriendo. -¡VEO, VEO LA CARRETERA!.- acelero mi paso, no hago mucho caso de lo que me va diciendo la operadora. Me centro en encontrar un punto kilométrico. Alicia, por favor, active el GPS del teléfono. – Lo compruebo, y activo el GPS. Veo el punto kilométrico, me voy acercando. ¡CL-518, KM58!.- Me escondo detrás de unos arboles grandes, al lado de la carretera. Debo evitar que el pase, y me vea.

– ¡Alicia!, los servicios de emergencia van hacia allí, intente resguardarse en lugar seguro. Cuando vea que los servicios están allí, salga. No me cuelgues. ¡Yo seguiré contigo!. – La chica me intenta dar conversación, me mantiene al teléfono, para asegurarse de que sigo bien. Escucho el sonido de un coche, nada de sirenas. Asomo un poco la cabeza entre la maleza… No es el, vuelvo a respirar, estoy muy nerviosa, siento que el corazón se me sale del pecho. La operadora, sigue hablando. Oigo un gran estruendo en el cielo.

– ¡UN HELICÓPTERO!. Salgo hacia la carretera y comienzo hacer señas, en pocos segundos llegan un par de patrullas y la ambulancia. Me dejo caer en el suelo, y comienzo a llorar de felicidad.

– Todo acabo.

firma


BA ad.

Fuga consilium.

Ad inferis.

depresso.

Primo contactu.

Haec.

Peperit.

Coactio.

Ipsum.

Volo vincere ludum tuum.

Suspicionis.

Confodere.

Dolorem.

Hic incipit 2.

Hic incipit.

 


 

Safe Creative - Registro de propiedad intelectual