4.52/2021: Escribe una historia de amor entre dos especies fantásticas. La luna de Øniwa y las almas de fuego.

Reto 4 de 52 del 2021: Historia de amor entre dos especies fantásticas.

La luna de Øniwa y las almas de fuego.

No siempre tiene que ser dulce como el algodón de azúcar, ni tierno como un gatito. Del mundo de donde vengo, la oscuridad es lo más bello, el fuego demuestra pasión y mi apellido es la fuerza de todo ese pilar. Mi vida comenzó como la de cualquier otro humano normal, con la diferencia de que yo no soy humana. Aunque si soy nacida y criada en la tierra, en una pequeña isla italiana… Mi raza es más antigua que el planeta donde he vivido toda mi vida. Provengo de dos mundos enfrentados por sus propios creadores. Y cuando se enteraron de mi existencia con una prohibición de viajar hasta allí no les bastaba… La ejecución es su única alternativa. Pero desde luego yo era más fuerte, pero ni ellos lo sabían, ni yo tampoco. Recibí mucha ayuda entre ellos estaba él. Dassaë es un joven Gnódra de Le Bramso, o las sombras. «El día que le vi por primera vez, sentía que el corazón se saldría del pecho. Y escuchaba sus dos corazones latir con la misma o incluso más intensidad. No hizo falta hablar, solo nos fuimos acercando hasta que nos rozamos la piel uno al otro. Sus ojos desprendían fiereza, cambiando incluso de color. Su transformación no era al cien por cien, pero tenerme al lado le tenía tan nervioso que no podía controlar su aspecto del todo. Mi piel se ponía de gallina al contacto con la suya, todo iba tan despacio que parecía que se había parado el tiempo por completo.

—No sé que deseo más, si comerte a besos o comerte sin más.—Dijo él lanzándose sobre mí. Sus colmillos rozaban mi cuello, haciéndome tener descargas por toda mi columna.

—Podemos decorarnos mutuamente.— Al decir la última palabra mi apariencia Celesiaca(como yo le apodera mitad celestial mitad demoníaca) apareció. Él se retiró durante unos segundos, pero después nos volvimos a lanzar uno sobre el otro convirtiéndonos en uno solo. Finalmente pude ver como por momentos su piel escamada brillaba bajo la luz de la luna Øniwa en el bosque de almas de fuego. Siendo dos seres con esa misma característica lo que tapaba nuestra desnudez fue consumido por las llamas.

—¿Qué ser eres?—Preguntaba él una vez pusimos fin a nuestra pasión. Y nuestras bocas dejaron tiempo para algo más que estar pegada una a la otra.

—Aquella nacida de luz y sombra. A la que todo el mundo llama Ersaiku.— Él no habla, solo me mira, ni siquiera parpadea.

—¿Tienes miedo Dragón?—Me miro, me acaricio el rostro y después me sonrió.

—Claro que no, es solo curiosidad. Desde luego que eres única, y estás aquí conmigo. De nuevo se abalanzó sobre mi boca, dejando por el camino un rastro de besos por mi cara y mi cuello. Continuo otro rato más, después sin cansarnos el uno del otro volvimos a resguardarnos en el calor que nos aportábamos uno al otro. «Era tan reconfortante». Cuando me tuve que separar de él y volver a mi vida, ahí supe entonces que Dassaë era especial, aunque no se tratara de la realeza, ni siquiera un alto cargo de consejo Feesaiku. Estábamos destinados a estar juntos, pero eso me pasa con casa ser que comparto algo, mi madre me lo dice siempre. Demasiado enamoradiza, siempre lo doy todo.”


3.52/2021- Microrrelato: «Starxhia».

En el tercer reto de Literup del 2021 nos piden que soñemos. Quieren una historia corta de fantasía onírica.

He querido continuar con Unión por magia y las Moirak, jugando de nuevo con ese vacío que hay donde no te dicen si puedes o no continuar la historia anterior. Esta vez se sigue más de cerca a la pequeña Azora.

¡Disfrutar la historia!


«Starxhia»

Han pasado varios días, después de la primera conexión entre las chicas. Azora lleva semanas sin poder pegar ojo, y sus sueños son cada vez más reales. Tanto, que le asusta el poder que eso puede ocasionar en un futuro no muy lejano.

《Desde el cielo rosado y el verde prado, las «Basoko hiru morroiak» reinaban juntas cada punto de la isla. «Starxhia» está alimentado por la magia de las tres jóvenes, y es necesaria la magia de todas. Su mayor poder era el de tejer vidas, pero también el peor…Ya que eran quienes decidían cuando finalizarían. Cada día las tres reinas se juntaban para conectar su magia, y ver que nuevo futuro sucedería en la ciudad de Starxhia. La pesadilla comenzaría en ese instante.

Ellas se encontraban levitando, suspendidas en el aire y observando por el tatuaje del ojo. Sus verdaderas miradas estaban vacías y sin nada de vida, con una oscuridad infinita en ellas. Pronto comenzó a emanar de las cuencas un líquido muy similar al alquitrán. Cuando comenzaron a enlazar las manos y tejer las almas simultáneamente, Azora saco las tijeras para finalizar esas vidas. Cuando corto los hilos, la primera en caer fue Aitana y después le siguió Circe. Al cortar la última, al mismo tiempo Azora se desvaneció en el suelo y tras varios segundos sus corazones se pararon uno detrás de otro. Después según se iban marchitando sus cuerpos como flores, el reino de Starxhia moría junto a ellas. Todo se oscurecía y la magia se apagaba》 .

Azora se despertó sobresaltada, se alegró en parte… A pesar de ver que todo lo ocurrido era un sueño demasiado oscuro y que por el momento las moirak seguían vivas. Esa pesadilla sería algo más que eso, pero mejor no contar nada a las chicas hasta estar seguras.

En sus respectivas casas, Aitana y Circe tenían el mismo sueño. Y sentían el mismo temor por el futuro, ocultándose unas a otras la verdad. Sin darse cuenta que ya todas eran conscientes de ella…


16/52 relatos: Pretty Boy by Aneizar L.

Pretty Boy La cita de hoy era una más de cada día. Eso pensé antes de conocer a la clienta, no era como el resto de mujeres que contrataban mis servicios. Ella era joven, guapa y con un cuerpo de escándalo. No podía entender como una mujer así deseaba contratar a un chico de compañía. En […]

16/52 relatos: Pretty Boy by Aneizar L.