Haz un relato con un personaje mitológico como protagonista.8/52RETO.Guerra de Reinos Mágicos.

Guerra de Reinos Mágicos.

1b9ec69867396a164d678aa863247f56.jpg

Tras conseguir la paz podíamos sentirnos seguros de nuevo en el reino, todo quedo arreglado y pactado y la guerra entre hadas y elfos finalizo. Ya nadie se acordaba del por que de esta guerra, yo en cambio si. Mi padre me envió lejos, para ser instruido como rey para cuando llegara ese momento, yo solo podía pensar en ella, tan frágil, con esas alas tan perfectamente como ella. Nuestras familias no podían concebir como entre nosotros podía haber esa relación que para ellos era tan aberrante. Todo lo dejamos pasar y tras años alejados haciendo cada uno su vida, volví al reino para conocer lo que pronto yo gobernaría, lo que jamas pensé que ese día me toparía con ella, seguir igual de hermosa que cuando la deje para irme, con una gran diferencia, ella ya estaba prometida con otro, con alguien de su especie. Deje de preocuparme por eso, no tenia que ver conmigo, me tenia que centrar en lo importante, el reino y como este se veía amenazado esta vez por el reino del hielo, de como estos seres amenazaban con arrebatarle toda la magia a nuestro Nemeton o árbol de la vida, que mueve por todo el reino la magia como un corazón bombea la sangre por el cuerpo, sin el todos moriríamos.

Debía recibir a todos los soldados que pronto combatirían para protegernos a todos, con espada en mano y mi semblante regio monte a mi caballo dirección al campo de entrenamiento, me encontraba preparado para comenzar la instrucción.

–Caballeros, creo que no hace falta que me presente. Mi padre me ha encomendado la misión de coronar esta batalla y claro que es para ganarla. 935b343f5c406ce28bb05d64473c2331--elf-warrior-woman-warrior.jpgDebemos proteger a todo el reino de lo que esta por venir, tenemos que tener todos los frentes claros y por supuesto conocer bien a nuestros enemigos, ellos ya saben nuestra debilidad y quiero que vosotros conozcáis la suya. – Me dirijo hasta un podium antes preparado, el cual tengo tapado para darle emoción al descubrirlo. Agarro la sabana y tiro de ella hacia atrás dejando visible una pequeña piedra azul oscuro, apagada y sin brillo.

– No se si sabéis de que se trata, pero seré breve, esta es una parte ínfima de lo que ocupa el corazón completo, la veréis fea y sin vida, pero cuando esta junto a la base de todo el reino del hielo resplandece, para derrotarlos solo necesitamos destruir esa base. Unos seréis instruidos en batalla y otros tendréis la misión de destruir la base de ese reino. – Nadie habla, nadie pregunta, se hace un completo silencio. De fondo puedo percibir como unas hadas revolotean intentando escuchar el discurso que estoy dando, retiro un mechón de mi cabello detrás de mi oreja, para intentar escuchar lo que quiera que digan.

– Ese elfo iluso, piensa que va a ganar, el reino del hielo acabara con ellos y jamas tendrán sospechas de nosotras las hadas. – Ambas hadas soltaron una carcajada que me hirvió la sangre, pegue un golpe en el podium y grite al cielo. – ¡Nooooooooooo! Esas malditas hadas otra vez en todo esto. Quiero que alguien las vigile, quiero saberlo todo. – Dos elfos jóvenes, de la parte de atrás fueron en dirección a ellas, mientras yo seguí dando mi discurso y mi padre se me acerco desde mi espalda, coloco su mano en mi hombro y me dio una sonrisa aprobando mi mandato. 

*Imagen de Gabriela Tancetti en pinterest.*

*Imagen de Gabriela Tancetti en pinterest.*

8f42bf78-97e6-4e35-8ec5-709ed099f8e9-bc677968-884e-4899-8706-6710859dba8f-v1

 

 

 

 

 

 


 

cc-by

1812109280899.barcode-72.default

La ciudad perdida.

-No viajo solo.- Dijo el brujo del mar. – Conmigo viene Eufasidés.- El viejo tritón de aspecto joven, sonrió al resto del consejo. –

-No hacen falta las presentaciones, ya nos conocemos. Hace unos días este tritón espió una de nuestras reuniones-Oceánides era intransigente a que estos dos seres entraran por completo en el centro de la ciudad. Se les veía insistentes y muy insistentes y llevar el control en todo el asunto de la explotación del ámbar.-

-Amigos del mar, ya les dije que podía ayudar con su problema, no hay por que temerme. – Entre el consejo compartían miradas pero ninguno articulaba palabra alguna. Odine ya había sido expulsada del consejo, en su lugar todavía no había nadie y Eufasidés enterado de todo quería ese puesto, para finalmente usurpar del todo la autoridad a Oceánides. El brujo del mar quería llegar a más que eso, siendo un ser cambia formas, sin saber a un su verdadero ser, para ser más allegado a los habitantes, había adquirido la forma de un tritón.-

-No crean que viniendo de la nada se les permitirá tan intrusión, aquí por supuesto no somos descortés, les permitiremos alojamiento y víveres, pero pronto puedan, tendrán que irse de la ciudad. No necesitamos la ayuda de extraños. – Eyádes fue tajante y sin mostrar ninguna flaqueza, extendió su mano, haciendo así un trato.-

-Querido joven es de agradecer lo que nos propone, pero pronto se dará cuenta de que somos su único apoyo. No se como creen que una joven sirena, sin ninguna experiencia y sin desarrollar su magia, puede salvar al mundo mágico. Son unos ilusos, con todo respeto. – Eufásides no retiro la mirada de Eyádes, manifestando que no se echaría para atrás tan fácilmente.

 


 

b647c25a473ece12de6acae60b96a696.jpg

Mientras tanto Lucille y sus dos compañeros de viaje, habían encontrado una de las ciudades ya perdidas, en ella ya no quedaba signo de vida. Era de las pocas ciudades donde cualquier ser mágico y acuático convivían en perfecta armonía. Todo aquello perdido, seria el primer lugar a investigar.

firma

El brujo del mar.

Oscuridad ámbar.

Caminando en tierra.

La Ciudad Ámbar.

Los puntos mágicos.

*Imagén de Pentsamendu putzuak en blogspot*(destacada)

*Imagén de Administración en Foro activo sirenas*


 

cc-by

1812109280899.barcode-300.default