Escribir jugando, mes de Julio.

Y ya estamos en Julio. Y como cada mes, Lidia nos inicia en su reto de escritura Escribir jugando(Si eres nuev@ y no lo conoces, aquí te dejo enlace⬅️).


El Sr Okkiens se ve muy regio, frente al resto de la fracción. No se levanta para saludar, está tirado en su gran sillón. Su gran sombrero, no deja ver sus ojos. Se encuentra protegido por Auherik o Alma maldita, destinada a vagar por oscuros mundos. Por eso, fue elegido como Supremo. Nadie que conozcamos, es capaz de controlar a uno y menos hacerlo su esclavo.
El ente se mueve al levantarse Sr Okkiens. Al quitarse el sombrero, se aprecia la cólera en su rostro. Lanza muy enfadado el en Gran Grimorio a la mesa y con el, el candado.

Escribir jugando Mayo: El protector.

El tiempo es un bien muy preciado. Su protector lo custodia, como un pirata el cofre del tesoro. Todo se para bajo un cielo estrellado, el mago del tiempo necesita descanso. Su sueño segundo a segundo. Lleva tantos millones de años cuidando de nuestras horas, desea ser relevado. Busca el ser perfecto que custodie el tiempo, tan bien como él. Vivir en soledad, en ese universo estrellado. Supervisando todas nuestras vivencias, sin poder vivirlas. Es el reto más duro.

74 carácteres.

Otro mes más el reto de Lidia Castro.

Escribir jugando | Mes de Abril. – La leyenda nunca escrita. 📃

Otro mes más junto al reto de Lidia Castro Navás, de escribir jugando.

Este mes de Abril.

+ Opcional: Introducir el número 40.

Nunca creí a la tía abuela Esme y sus historias locas. Contaba, que en la calle Miras Ciegas, había dos casas inusuales. Provenientes de mundos paralelos. Lo descubrí de la forma más extraña. La tía abuela, guardaba bajo el suelo, un antiguo libro. En él explicaba el traspaso de la Luz a las sombras. Pero esa magia, tenía un precio. Yo lo tuve que pagar. A las 40 horas de las brujas. Mi mente deja mi cuerpo en la luz y se va a la oscuridad. Soy el protector de la entrada, soy el animal que habla a la luna.

Microrrelato de marzo-Escribir jugando-El Esfagé y La Labu tua.

OS dejo el micro del reto de marzo de escribir jugando de Lidia Castro Navás.

 

El Esfagé y La Labu tua

En el Esfagé las criaturas del bosque se preparan para el equinoccio de primavera. Desde hadas, ninfas, duendes y elfos. Hasta las pequeñas “labu tua”. Los seres más sabios y con la labor más delicada. Asegurar que cada ser del bosque cumpla su tarea con cuidado. Al acabar el Esfagé y dejar todo dispuesto para el momento de apertura de primavera, la labu tua vuelve a su letargo hasta el siguiente Esfagé.

—Tía Laura y ¿los podemos ver?—Dice el niño, llevándose las manos a la barbilla.—

—No se dejan ver a menos que quieran. —

++-.jpg

8f42bf78-97e6-4e35-8ec5-709ed099f8e9-bc677968-884e-4899-8706-6710859dba8f-v1