Microrrelato de marzo-Escribir jugando-El Esfagé y La Labu tua.

OS dejo el micro del reto de marzo de escribir jugando de Lidia Castro Navás.

 

El Esfagé y La Labu tua

En el Esfagé las criaturas del bosque se preparan para el equinoccio de primavera. Desde hadas, ninfas, duendes y elfos. Hasta las pequeñas “labu tua”. Los seres más sabios y con la labor más delicada. Asegurar que cada ser del bosque cumpla su tarea con cuidado. Al acabar el Esfagé y dejar todo dispuesto para el momento de apertura de primavera, la labu tua vuelve a su letargo hasta el siguiente Esfagé.

—Tía Laura y ¿los podemos ver?—Dice el niño, llevándose las manos a la barbilla.—

—No se dejan ver a menos que quieran. —

++-.jpg

8f42bf78-97e6-4e35-8ec5-709ed099f8e9-bc677968-884e-4899-8706-6710859dba8f-v1

Anuncios

Unión de magia-El lazo de Aquelarres.

El lazo de Aquelarres.

Hace meses que se espera la Luna de sangre. Ese día mi familia será unida junto a un lazo de magia con otra familia, unificando ambos aquelarres. Para todos ellos esto es importante, para mí es mi destrucción, uniendo mi vida a alguien que tendré que amar sin querer o por lo menos intentarlo. Mi madre vio en una premonición antes, antes de que ambos naciéramos que seriamos almas gemelas y fue cuando mi padre como el primer cargo fue hablar con el primero del Aquelarre de Amboto. A solo dos días de la Luna, dentro del grupo se mueve todo para unirme al otro brujo. Muchas de las chicas me comentan a diario que envidia sienten, cuan afortunada soy y que no desprecie esta oportunidad. Aburrida de tantas tradiciones, pero tan acostumbradas a seguir lo que dicen mis padres. Debo respetar la importancia del día, de los detalles y respetar a mi futuro esposo. Que teniendo 24 años me sienta tan atada al aquelarre, que ni se disfrutar de lo que verdaderamente me gusta a mí.

— Recuerda hija mía que hemos esperado años para esto. En dos días será el momento indicado, donde el punto alto de magia os enlazará por siempre como uno solo y uniréis ambos aquelarres. — Miro a mi madre como un corderito degollado, sabiendo que yo soy el mejor ejemplo de sacrificio en todo esto. — Tu tatuaje, ¿te volvió a arder? — Niego con la cabeza y continuo peinando mi pelo frente al tocador. Mi madre agarra mi muñeca, acercándose para observar con detalle. — Sabes que cuando a una bruja le duele su marca no es buena señal. Todo tiene que ser perfecto para el día, no podemos permitir ningún desastre. — Harta de otro sermón más decido irme fuera. Con todo el nivel de nervios que mi cuerpo carga, ni un simple teletransporte me sale correcto. En vez de aparecer fuera de la casa a poca distancia, me encuentro en el interior del bosque. Puedo escuchar el sonido de las ramas al moverse junto al viento, a los pájaros y a, lo que parece ser una voz de un chico.

— Nos volvemos a ver, Santa Circe te voy a llamar. ¿Que haces tan solita por aquí? — Una sonrisa picara se escapa de su rostro, esta vez no controló bien sus pensamientos y me cuesta bastante. — ¡oh!, perdón San Asmodeo por perturbar su paz. Pero me tengo que marchar. — Como la primera vez que le conocí, al darme la vuelta para marcharme, él agarra mi brazo, esta vez piel con piel su muñeca. Esa fue la segunda vez que mi marca ardió. Retire mi brazo con signos de dolor obvio, esta vez el la agarro para observar la zona más de cerca. El mismo le soltó, mirando nos mutuamente a los ojos, podía ver el horror en su rostro al ver la verdad, levanto la manga de su camiseta dejando ver su marca. Tras mi sorpresa y por el descubrimiento sin pensarlo me volví a casa desapareciendo ante él. —¡ Padre! ¡Madre! — Grite mostrando mi nivel de nervios. — ¡Padre! ¡Madre! — Volví a gritar.

— En el Salón. — Era la voz de mi padre. Al entrar pude ver a cuatro personas desconocidas para mí. Podía percibir que al padre y la madre con dos pequeñas niñitas. — Hija te presentó a los futuros miembros de la familia. Son los Goyeneche del Aquelarre Asmodeo. — Mi padre procedió a presentarme a toda la familia. Pero yo sabia que alguien faltaba y quien era. Tras una velada corta, pero para mi eterna, el timbre de la puerta sonó. Sería él.

— Yo abro. —dije mostrando la mejor de mis sonrisas. Al abrir la puerta nuevamente la sorpresa, encontrándome con dos chicos, Asmodeo y el otro chico por descarte sería mi futuro esposo Agamenón.

circe.jpg

*Imagen de Antonio Lucas en ¡Oh mi revista!*

*Imagen de Super Curioso en supercurioso.com*

Unión de magia- Conexión.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

9/52 Escribe un relato infantil con una moraleja educativa. -Pan y uvas.

wp-15466580788638332978003803278391.png

Pan y uvas

María era pequeña, pero tenia un corazón muy grande. Todas las mañanas subía a lo más alto de la montaña y dejaba un pan y unas uvas. Su madre sin saber por que su hija iba a la montaña, un día decidió seguirla. Como cada día María preparo la bolsa y metió un pan y un racimo de uvas. Cogió el camino para subir a la montaña y en ningún momento sin percatarse de la presencia de su mama. Al llegar a la cima deposito esos pequeños manjares y se recostó sobre una piedra a esperar. La madre se quedo detrás de unos arboles observando que estaba por llegar. De la arboleda contraria, de entre las sombras, una anciana en muy malas condiciones, acercándose, cogió lo que la niña le llevo y sin despertarla deposito sobre ella una piedra muy parecida al carbón. Cuando María despertó contenta guardo su recompensa en su bolsa y volvió de vuelta a casa. Su mama al ver lo ocurrido la enfrento antes de que María llegara a la arboleda y esta muy apenada sin entender por que su madre se enfadaba con ella rompió a llorar.

trail-790309-unsplash.jpg

Mama, yo solo quiero dar las gracias a mi Hada Madrina por cuidarnos. – La madre se enfado todavía más, pensando como esa anciana se estaba aprovechando de las buenas intenciones de su hija.

No María. Querida niña, eres pequeña, eh ingenua. Siempre te contamos cuentos de hadas como si fuese verdad. Mi niña, no es así, todo es fantasía. Solo es una mujer que pasa hambre y que tú alimentas. María no aceptaba las palabras de su madre, no quería dejar de pensar que era su Hada Madrina y que era agradecimiento lo que sentía. La niña muy disgustada se encerró en su habitación. Esa noche el mal tiempo destrozo los viñedos de la familia de María. Por la mañana al ver lo ocurrido los padres de María estaban desbastados sin saber que hacer, lloraban en la cocina de la casa intentando saber si podrían salvar algunas parras. María escucho poco de la conversación, seguía pensando en su tarea diaria, subir a la montaña. Preparo su bolsa e hizo lo que hacia cada mañana, luego bajo e intento consolar a sus padres con lo que ella mejor hacia cantar, luego pidió un deseo a su hada madrina y se fue a dormir como cada noche. Pasando otro día más. Sus padres se asomaron para ver como su pequeña dormía.

Manuel, estamos criando a una buena muchacha. Hace unos días supe por que subía el pan y las uvas a la montaña. Se las deja a una anciana que no debe tener recursos. – El hombre escuchaba a la esposa atento sin perder el hilo de la conversación. – Y a un que le prohibí volver hacerlo, sé que ella esta mañana volvió. Cree que es un hada o algo así. – El hombre pego un trago a su vaso de vino y levantarse para mirar por la ventana.

Patricia, no es malo querer ayudar. Tendremos que explicarle bien lo ocurrido en el campo. Y que ahora no podremos ayudar a ese “hada” que ella cuida. – La mujer asintió.

La pareja se acostó a dormir y por la mañana ya pensarían que hacer. Al despertar María y su papa se sentaron a conversar, la niña le contó a su padre que la señora “hada madrina”, le dejaba una recompensa cada vez que esta subía. Saco una caja de madera de debajo de la cama y le mostró a sus padres las piedras de carbón. El padre al examinarlas observo que ese no era el color natural de la piedra y que estas estaban muy sucias.

¡Patricia corre! – La mujer se dirigió hasta donde se encontraba su marido y su hija. – Lavalas bien. – La mujer cogió la caja con las piedras y las introdujo en la pila de fregar, con abundante jabón, comenzó a frotar, descubriendo algo asombro.

¡Manuel! – grito la mujer muy asombrada. – ¡Brillan! ¡resplandecen! – Ambos adultos maravillados por el tesoro que guardaba su hija, comenzaron a llorar de la emoción.

¡Estamos salvados! ¡Recuperaremos todo! – Gritaban ambos. María solo por ver a sus padres felices, ya estaba feliz. Sonreía, por que sabia que los agradecimientos a la “hada madrina”, fueron los que salvaron el desastre del campo. Al día siguiente María volvió a la montaña, esta vez le acompañaron sus padres.

Juntos subieron una olla de cocido, una botella de vino dulce de la cosecha y por supuesto pan y uvas. Esperaron a la anciana, pero esta no llegaba.

Decidieron dejar todo ahí, para otro día poder agradecerle. Cuando llegaron a casa la olla y la botella estaban en casa limpias, y un viento al pasar dejo unas grandes palabras sueltas que llenaron de felicidad a la familia.

<<Nobles fueron sus intenciones y a tan fatales circunstancias su bondad fue recompensada. Cuando algo sale del corazón que la mente no le dañe.>>

8f42bf78-97e6-4e35-8ec5-709ed099f8e9-bc677968-884e-4899-8706-6710859dba8f-v1

*Foto por rastro en Unsplash*

 

 

 

 


 

cc-by

1903020121023.standard-72.default.png

Anclados en bucle- Explicación a la muerte de Ruth. (Verdad).

Verdad

<< – Comunicado especial de la noche:

La guardia civil termino la investigación sobre el cuerpo de la chica que se encontró en el tren 245, destino Gotxea. En el vagón 10 donde estaba el cuerpo de la joven, tuvo una fisura de gas de monóxido de carbono en la calefacción. Fue el único vagón con este problema y al estar la puerta de este bloqueada desde dentro, nadie más pudo subir al vagón, siendo la chica la única victima. Dicen que la joven quedo dormida e inmovilizada, sin haber sufrido ningún dolor. Esperamos más comunicados departe del departamento de la guardia civil.

Eso es todo por el momento, les mantendremos informados.

Soy Amanda Hernández, del canal 6 – .>>

cc-by

1812109280899.barcode-72.default.png

8f42bf78-97e6-4e35-8ec5-709ed099f8e9-bc677968-884e-4899-8706-6710859dba8f-v1

Convocatoria Antología Libertad

Os comparto esta nueva iniciativa. En el post original tenéis toda la información y en Twitter de @MUSAJE podéis tener más información.

En un principio se me ocurrió esta idea porque varios amigues de Twitter y yo teníamos nuestras quejas sobre que la mayoría de las antologías convocadas eran para personas residentes en España. Desde ese momento pensé, ¿por qué no convocar mi propia antología para todo el mundo? Surgieron las dudas también: Nadie participaría, ¿quién querría ayudarme con este proyecto?

*Para ver entrada completa*