Sal.

En el mismo momento que te vi, supe lo funesto que iba a ser mi día. No me aclaro por que pude intuir eso, solo sabia que tu serias el responsable de mis problemas. Y no me equivocaba. A un que son verdaderas tonterías, cuando tú apareces sé que tendré demasiada mala suerte. Eres un imán para todo lo gafe. Pero con todo eso, todavía te quiero y compartiré todos los males que nos vengan… Por si acaso mi lista de la compra ya está hecha.

—Sal.

Black and White Vintage Writer Business Card (2)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s