Prima quae prius 6.

«Me despierto con el sonido del timbre de la puerta principal, me sorprende un poco, mi madre no me dijo que esperaremos a alguien. Cojo algo rápido que ponerme y voy directa a la ducha, la verdad no siento curiosidad por saber quien es, prefiero tomarme mi tiempo, despejarme. Meterme en la ducha me aleja de ciertos malos recuerdos. Es entrar en un mundo en el que solo me encuentro yo, en la nada, sin nadie, sin mi pensamiento, vago sin rumbo y en ese momento soy todo paz. Al cortar el agua todo vuelve a mí, y vuelvo a caer en total oscuridad. Todo el mundo me dice lo mismo que saldré de ello, que soy fuerte…Pero ya estoy harta, yo eso no lo veo.

Me visto y bajo a desayunar, en la cocina me encuentro a mi madre hablando con los detectives, pero hay alguien más con ellos, esta despaldas y reconozco la marca de la nuca, me hecho hacia atrás, muestra mi descontento con la situación y ellos lo notan».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s